Características y ventajas de las ventanas de aluminio

El aluminio se ha convertido en uno de los materiales de fabricación más requerido por los especialistas en los últimos años. En las viviendas de obra nueva representa la mejor alternativa a la hora de escoger entre las distintas opciones de ventanas disponibles en el mercado.

Esto es así por las ventajas que ofrece este material, que llegó a marcar un hito en el sector de la construcción a final de la década de los 80. De esta forma quedaba atrás el clásico modelo de ventanas de madera, que ya ha dejado de tener cabida en las viviendas de nueva construcción. Pero, ¿por qué el aluminio se ha convertido en la mejor alternativa? En lo que a la fabricación de ventanas se refiere, este material ofrece multitud de ventajas.

Ventajas de las ventanas de aluminio:

El diseño esta en consonancia con las tendencias más actuales de arquitectura y decoración, y ofrecen a los usuarios una mayor luz natural, mayor zona acristalada, acabados limpios y bien terminados y una amplia variedad de colores.

La adaptabilidad es la seña de identidad de este tipo de ventanas, ya que admiten diversos espesores de acristalado. De esta forma, y según las necesidades de cada vivienda, se puede escoger y personalizar la configuración de las ventanas, el tipo de aislamiento térmico y acústico que se desee.

Otra de las ventajas que ofrecen es la ligereza, provocando que las ventanas sean más livianas que las fabricadas a partir de madera o metal. Además, el aluminio es un material que ofrece mucha resistencia frente a las adversidades climatológicas, una característica que no ofrecen otro tipo de ventanas.

Esta ligereza es uno de los motivos por el que las ventanas son de fácil manejo, haciendo que el movimiento de apertura y cierre pueda realizarse de manera rápida y sin las complicaciones que suelen ocasionar las ventanas fabricadas en otros materiales.

El aluminio es un material muy fácil de limpiar, tan solo hace falta un paño, agua y jabón para acabar con la poca suciedad que se haya podido depositar. Además, a diferencia de la madera, que se acaba pudriendo con los años, o el hierro, que puede oxidarse, el aluminio no da lugar a la corrosión. Una vez instaladas las ventanas de aluminio, no precisan casi de mantenimiento ya que el rozamiento de los herrajes es muy suave, por lo que las averías son poco frecuentes.

En Almozara 2000 consideramos que las ventanas de aluminio con vidrios bajo emisivos y con cámara de argón son la mejor alternativa que podemos encontrar en la actualidad, por esa razón no dudamos en incorporarlas en las viviendas de nueva construcción. Buen ejemplo de ello es Residencial Regnum, 60 exclusivas viviendas ubicadas en un entorno privilegiado de Cuarte de Huerva. Las viviendas cuentan con amplias superficies (desde 150 hasta 300 m²), trastero y dos plazas de garaje para garantizar la máxima comodidad. Residencial Regnum no solo es sinónimo de calidad de vida, sino también de compromiso sostenible, y es que en Almozara 2000 siempre apostamos por la creación de entornos eficientes.

 

Related Posts