Claves a tener en cuenta en la construcción de una vivienda

Cuando llega el momento de comprar vivienda nos planteamos dos opciones: ¿compro una casa o me construyo una?. Si estás planteando la segunda opción o si el edificio en el que vas a adquirir el piso está en proyecto es importante que tengas en cuenta los puntos que vamos a detallar a continuación. Aunque queremos destacar que, dependiendo de la región o del construcción, el proceso puede variar.

  • Preparación del terreno y cimentación: consiste en limpiar el terreno de rocas, detritos y árboles. También de nivelar el terreno, cavar hoyos y zanjas, y de cimentar. Es el momento de cargar el sistema séptico, cavar el pozo o el sótano. Una vez que disponemos del espacio previsto en el proyecto, se coloca el encofrado de las bases y se vierte el hormigón en las mismas para realizar los cimientos del futuro hogar. Es necesario dejar un tiempo de fraguado o endurecimiento en el que no se llevará a cabo ninguna actividad en la obra de construcción. A continuación, se aplica la impermeabilización, se instalan los drenajes, alcantarillas, etc.
  • Estructura: se realiza el esqueleto de la vivienda con la división de los pisos y se coloca un revestimiento a modo de aislante tanto en las paredes exteriores como en el techo. Además, se instalan las ventanas y puertas exteriores.
  • Instalación: una vez finalizada la estructura de la vivienda y aislada del exterior, podemos empezar a trabajar en el interior de la misma. Es el momento de dejar paso a los diferentes profesionales para que instalen tuberías, suministro de agua, sistema eléctrico, de ventilación, de calefacción, etc.

Una vez instalado el techo podemos dar paso al electricista para instalar tomas de corriente, luces, interruptores y cables. El cableado para los sistemas telefónicos, de televisión y de música también se incluye en este trabajo.

  • Aislamiento: aunque anteriormente hemos hablado del aislamiento exterior, también hay que aislar el interior de la vivienda para conseguir un clima más cómodo y optimizar al máximo la eficiencia energética de la casa. Los materiales más comunes son la fibra de vidrio, la celulosa y la espuma, aunque dependerá del clima del lugar en el que se ubique la vivienda.
  • Acabados exteriores: es el momento de finalizar la instalación de las láminas de yeso y texturas interiores, además del inicio de los acabados exteriores como ladrillo, estuco o revestimiento.
  • Detalles interiores: el interior de la vivienda va tomando forma con la instalación de puertas interiores, zócalos, marcos de ventanas y puertas y otros elementos decorativos. También se incluye el montaje de los armarios empotrados, la colocación de tocadores y baldosas, o el pintado de la capa final en las paredes.
  • Últimos ajustes: se instalan lámparas, enchufes e interruptores. Se colocan los fregaderos, lavabos, luchas, grifos, espejos e inodoros.
  • Recorrido final: una vez finalizada la construcción llega el momento más esperado. El recorrido por tu nueva casa, acompañado del constructor, para conocer las características y el funcionamiento de los diferentes sistemas y componentes.

Related Posts