La importancia de un buen acristalamiento

Apostar por un acristalamiento de calidad y una perfilería de altas prestaciones es garantía de ahorro y bienestar para el usuario. Por ello, escogiendo un buen acristalamiento, ya sea doble o triple en función de las necesidades energéticas a conseguir,  se verá aumentado el aislamiento térmico y acústico y reducida la condensación.

En la época invernal, las fugas de calor serán mínimas y durante el verano, según el vidrio seleccionado, se puede llegar a reducir el impacto de los rayos del sol.

Es por ello por lo que hay que prestar especial atención a la hora de elegir los materiales, ya que no solo se logrará incrementar el confort, sino que también se lograría reducir el consumo de calefacción en invierno y de aire acondicionado en verano.

Esta reducción de consumo se traduciría en un importante ahorro económico y no menos importante, un impacto inferior en el medio ambiente, ya que se estaría reduciendo la emisión de CO2 que se genera durante la producción de energía.

Si además de el doble acristalamiento se eligen unos vidrios específicos, los beneficios se verían todavía más incrementados. Por ejemplo, apostando por los vidrios con control solar, el usuario no tendría que renunciar al calor del sol ni la luz del exterior (invierno o verano) e incluso podría controlar la temperatura del interior de la vivienda en función de  la época del año.

En el caso de que la prioridad fuera incrementar el aislamiento acústico, se podría apostar por diferentes vidrios, capaces de adaptarse a cualquier ventana, cerramiento, cubierta o mirador ubicados en entornos más ruidosos (tales como autovías, vías urbanas, aeropuertos).

Además de este tipo de vidrios, en el mercado se pueden encontrar otras alternativas de vidrio que no requieren un mantenimiento excesivo (la opción perfecta para lugares de difícil acceso) o vidrios de seguridad, que además de aislar del frio y el calor, reducen el riesgo de lesiones en caso de que accidentalmente llegaran a romperse.

Está claro que en el mercado se pueden encontrar un sinfín de opciones, aunque lo más importante es invertir en un acristalamiento de calidad, junto con una carpintería de aluminio con rotura de puente térmico, tal y como marca el Código Técnico de la Edificación en nuestro país y seguir los consejos de un profesional.

En Residencial Regnum apostamos por una carpintería de aluminio CORTIZO con rotura de puente térmico y excelente reducción acústica. Acristalamiento con vidrio bajo emisivos, cámara de aire con gas Argón para mejorar sus prestaciones y laminados en zonas de riesgo de rotura.

 

¿Necesitas más información?

Para solicitar información, puedes ponerte en contacto con nuestras oficinas a través del teléfono 976 432 400 o a través de nuestro correo electrónico: almozara2000@almozara2000.com

Related Posts